Karma

el

Un ritmo folk, atento a las estimulancias de propia creación.

Nuevos temas, lista larga, de suave llegada pero incierto desenlace. Algo así como el desarrollo de una aventura cotidiana.

“Sin miedo a perderme ni a cambiar de dirección.”

No es prudente escribir así, creo que como el napalm, soy gelatina incendiaria, de lenta carburación, jugador aguerrido, de hilos tejedor. Arranco esto finalmente, lo saco al umbral de mi puerta, abierto a recepción.

“La suerte nunca apunta pero da en el blanco”

Gracias amigos, gracias amor, gracias mundo.

Constructor de torres con una sola ventana, siempre mirando al Oriente y consciente del Occidente.

Días de bajo y mensajes soeces, de contacto e inocente lujuria. Días de silencio y melódica, de pensamiento elevados y letras vivas. Días de guitarra y palabras lógicas, de locura y amoralidad. Días que corren…

“Tan artificial que no parece extraño”

¡Gracias Cuarteto y otras voces, portadoras de información privilegiada con código sensitivo, bienvenido sea el porvenir!

Por cierto, el de barba es Joseph de Brettes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s