Ritmo rítmico

Previo, necesario: The Reggae’s Jazz side

Tengo plazo, la que escucho no es la que escucharás. Pero me has de escuchar, con esa voz que ahora retumba en tu cabeza, la que me has atribuido, pues yo no creo poseer la misma.

Hasta que alguien venga y lo reclame, hasta que alguien diga que es él. Yo lo entregaré, con todas sus partes, ni una conservaré, pues no es mía, es de él. No la excluyo a ella, pues sinceramente, no me permito eliminar la posibilidad que de ella pueda ser.

En todo caso, puede que sí la llegues a escuchar; es extraño que unas pocas líneas de letras puedan hacer a una mente variar en su siguiente paso a dar. Has de escuchar.

Ritmo lúdico, casi empresarial. Parece que no tiene par, pues en su llevadera estética a todos parece arrastrar. Yo voy en ese mar, del que ya me has escuchado hablar, del que los delfines salen para con las estrellas poderse juntar, volando con las aves de aquel cielo singular. Azul marino, claros de Tirisfal, rociados por el brillo de la Luna crepuscular.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s